You are currently browsing the category archive for the ‘Sueños’ category.

Somos niños que nacen y crecen. Hoy tengo ganas de jugar con el niño que existe dentro de ti.

Desperté con las manos sucias y el cabello enredado, ven y salgamos al parque. Ese pequeño lugar con dos árboles y pocas flores donde  pateabamos la pelota hasta que alguien se caía y la sangre llamaba a las madres siempre atentas.

Ven a mi casa en la noche para escuchar a mi padre quejarse de lo pesado del trabajo, es siempre muy divertido verlo funfuñar mientras ve las noticias.

“¡¡¡pero si es siempre a misma mierda!!!” dice él sin darse cuenta que estamos a su lado.

Y dormiremos tarde, aún cuando mi madre apague la luz y nos diga buenas noches. Pues en la oscuridad se cocen los mejores argumentos para las más osadas acciones a realizar el domingo por la mañana.

Ven a mi casa con tu niñez en los ojos y la desverguenza en tu piel, pues quiero trepar a un árbol, alto muy alto… para luego caer y reirnos a quijada partida del dolor en nuestros traseros.

Quiero salir y correr muy rápido. Soñando que soy el hombre Incréible y tú mi archienemigo.Y así juntos combatiremos por el control mundial.

No olvides tus juguetes, pequeños pedazos de tu niñez que traen olores y sabores de lo fantástico. El mundo donde lo imposible es cotidiano y donde la sopa es el arma mortal con la que nos vencen cada tarde.

Ven pronto, que mi mamá quiere saber cuántos platos pondrá en la mesa.

Aquí te espero, amigo.

 

Hoy regreso al muro donde araño recuerdos y sonrisas.

No sé qué pensar, no hay respuesta que la razón entregue sin mediar cuestionamiento. Mis pasos suenan en la noche y revelan mis intenciones más oscuras, mi cuerpo humano y mi cara con los dientes amarillos.

Me siento y pienso, pero mis uñas crecen y la canción se acaba. Los puentes se enmohecen y los juegos son para los niños que ya van a trabajar. El dinero llama a la puerta y le digo que en este hogar somos católicos.

Todo es como todo debería ser.

Setiembre, bailemos en setiembre…

Ahora en diciembre recordemos el amor que compartimos en setiembre…

 

Y siempre, siempre tendremos un beso, una canción, una almohada y mucha comida para ser felices y amarnos más.

Desperté y ahí estabas tú…

Traje dos cometas y cuatro estrellas de mi viaje interestelar, serán el anillo y los pendientes que adornen tu rostro angelical, mas debo confesar, que ni galaxias, ni mundos conocí que igualen una taza de café que con usted compartí.

Un sueño perfecto donde el despertar los colores no pierden magia y las cosas aún pueden hablar. Pues contigo todo tiene corazón, tiene alma, tiene dios.

Somos dos que suman tres, somos tres y seremos más. Donde la casa será hogar y el desayuno tiene mar, tiene calma tiene piedad. Eres tú mi deidad, que alimentas y que ríes y debo confesar que de noche los sueños no son tales, son solo fractales, copias iguales, de los días que paso contigo, mano a mano, a tu lado.

Hoy mi sueño maravilloso no es volar, ni al enemigo vencer, es solo despertar y saber que usted, bella señora, tiene el poder de tener a este señor de los cantares y construir un mundo sin finales donde las noches y los días serán normales, pues lo maravilloso del sueño no es hacer lo imposible, lo maravilloso es saber que nuestro amor es indestructible.

Es hoy que empiezo de nuevo, el camino del guerrero, un camino de regreso. Ya no hay dragones ni molinos, no hay héroes ni vencidos, sólo yo, muy cansado de ser príncipe y mendigo.

Camina oh bella dama, camina hacía mi que estoy perdido. Extiende tu mano y dame abrigo, pues el frío no viene de fuera lo traje conmigo. Tengo sueño y tu regazo es mi consuelo, duermo tranquilo, sueño contigo.

Despierto y creo que sigo dormido, pues los colores son pastel y mi cama esta soñando.Tu cuerpo nube es.  En el aire azucenas coqueteando

Hoy te quiero como no he querido antes.

Es un amor melódico y simpático. Cariño que baila salsa y canta canciones del ayer.

Cómo puedo querer así, sin tiempo ni pesares. Es un mar sin mareas, una noche bañada por estrellas y tocada por el placer. Ya no hay luchas ni vergüenzas miedo pierdo al despertar.

Hoy te quiero sin problemas, con desayuno y cena. Te quiero caminando y sentados en el bus. Te quiero conversando sobre lo pesado del día, te quiero cuando gritas porque olvidé un cumpleaños y cuando callas porque estás como ausente (sí, éste es robado).

Hoy confieso lo enamorado que estoy, abandono mi pasado, nuevo soy. Sólo quiero despertar cada mañana y sentir que mi vida tiene nube y todo es pastel, así no te guste lo dulce, así no me guste perder. Ya no hay tiempo que me pese, ni ganas de correr, sólo quiero estar contigo y que tú sonrías otra vez.

Hoy el mundo dejó de ser un teatro donde las marionetas bailan sin gozar.

Corté los hilos que me atan al siniestro oscuro que domina mi pensar.

Ahora estoy solo, muy solo, arrastrándome por el escenario sin final.

Veo una mano que me toma y me levanta a los cielos, es tu mano angelical.

Ahora soy de fuego, soy eterno, un guerrero que sin pelear puede ganar,

Tengo fuerza inhumana, casi alada, bendecida y obtenida de manera singular

Es un brillo que no ciega, agua que sed no lleva, tierra que deja de temblar

Soy un niño que ya sueña en cielos azul estrella, agradecido por cantar.

Niño de trapo tanto tiempo, acostumbrado a sentir seguridad en las cuerdas

Niño de trapo que baila y ríe, niño de trapo de débiles piernas

Es hoy que sientes tu peso real y ves tu debilidad ser tan terca

Es hoy que libre eres, un ángel hermoso tienes, y está tan cerca

Que piensas: “Oh, ¿será que ella es verdad?”

Y corres hacia ella y caes y ella te ve caer, te ve en el piso…

te sientes sucio y te avergüenzas

“oh, ángel disculpa mi presencia así”

El niño ya no es de trapo, ya no es un niño, ya no está aquí

Esta volando, hombre fuerte y orgulloso de tener algo sagrado

¿Quieres tú acompañar su vuelo y ser su dama, y ser su amada?

Toma su mano y no lo sueltes, no dejes que se rinda, pues él también te eligió a ti.

Ríe y canta, mi ser enamorado,

A una musa de ojos caramelo,

Que sin buscar ha encontrado,

Un Cid con talante de Carmelo.

Enfrentando molinos agigantados,

Liberando valor y confianza

Tengo hoy la eterna esperanza

Encontrar nuestros dedos entrelazados.

Antes perder la razón que el corazón

Mujer eres tú mi latido izquierdo

Oráculo que revela lo más cierto, secreto que se encuentra publicado.

El mundo se hace sombra y puedo nacer en el espacio donde todo suena amarillo.

Un lugar sagrado lleno de suspiros ahogados, donde tus dedos son Apolo llevando el fuego sureño a playas de sonrisas, las más bellas sonrisas veraniegas.

Descubro tu cuerpo oculto en una nube de seda. y tu cuerpo oculta también un amanecer de dos soles y una aurora boreal. La ejecución perfecta de un cuerpo tan humano que se hace divino.

Con los ojos bien cerrados puedo verte. Y eres tan hermosa que lloran los ojos todas las lágrimas de alegría que tenía guardadas para el nacimiento de un hijo, para la noche de bodas, para ti…

Tan hermosa que mis ojos no son suficientes para llorar tanta alegría, y llora mi boca palabras de amor, lloran mis manos caricias eternas, lloran mis piernas, llora mi espalda, lloran cada uno de mis cabellos el sol que reciben.

Y soy tan sólo un hombre con dos brazos y dos piernas; y sólo dos ojos y una boca… y quisiera ser más y volverme un ejercito dorado o ser toda la humanidad entregada a lo más perfecto que existe…  el amor.

Es de noche y una falsa luna ilumina mi habitación. Una luz vergonzosa tiñe de gris mi cuerpo y todo se hace simple, y yo sólo soy yo esta noche.

Inesperada una brisa despierta mis latidos, es un susurro que abriga, es marea que, el océano de la soledad, puede mover. Apareces y la noche escapa y las estrellas se abochornan pues la ternura de tus ojos son dos lunas completas en un cielo construido para sólo una. Cielo débil e inútil. Noche fugaz, huidiza, infantil. Noche que celosa ignora la verdad oculta en tus ojos, una verdad simple y primigenia… …que la noche más hermosa y dulce reside en tu mirada.

Canta la tierra los frutos que de ella nacen. Canta el cielo las lágrimas que alimentan los ríos y los mares. Canta el mar y regala al cielo sus propias estrellas, pero dime tú, luz de las luces, qué canto puedo ofrecer yo simple humano lleno de vacíos. Qué melodía inaudible acompañará mis palabras esta noche y convertirá todo en poesía, bañara la música de música, y hará de lo bello, doblemente bello.

Si no lo has descubierto lo confieso ahora.

Eres tú, dulce doncella, o más que tú…  será el perfume ligero y tierno que brota de las puntas de tus cabellos el lienzo firme donde mi prosa y verso se fundan y juntas digan algo como: “esta noche se llena de día ante tu recuerdo”.

Será lo secreto de tu voz lo que dé ritmo a mis latidos y pueda con ellos componer sinfonías que alaben lo más alto y lo más perfecto del mundo. Ritmos que muevan los miedos y permitan al niño que hay dentro de mí conocer a la niña que ríe dentro de ti.

Será una de tus pestañas la columna inamovible que se enfrentará a un amor incontenible.  Será la más pequeña de ellas. La más tierna y recién nacida la que sostenga cual Atlas el peso de todos los besos que guardo para ti.

Y ahora que todo está dicho, permite a este humilde artífice de las palabras ofrecer la más sentida de mis disculpas.

Por orlar y maquillar… por cubrir con finas sedas y envolver en doradas celdas lo que por definición es simple.

Hoy descubrí en lo artificial de la belleza una frase simple… unas palabras comunes que contienen todo lo antes dicho.

Estas son…  estoy enamorándome, estoy enamorándome de ti.

Vivo gritando, mi garganta piedra es. Te alejas perdida en el bosque de cemento.

Bailo y soy feliz y tú no lo ves.

Eres niña que una mariposa persigue, vuela, vuela cual nube, cual verdad.

Pido más del mundo y el mundo un paso y el sol una reverencia.

Amo el silencio pues revela la verdad de los ojos del oprimido, del alma corrompida que llora en la oscuridad, del niño a quien el juguete robaron; pero tu silencio duele.

Tu silencio acuchilla mis entrañas y divide mis recuerdos. Perfora mi cerebro para hacerse paso al cerebelo, guardián de los instintos.

Extrae mis horrores y recrimina mis desaciertos.

Ahora sigue, sigue y no me hables por favor… sólo, no me hables. Pues el dolor revela las heridas y las quiero encontrar, las quiero curar.

No me hables. Tu silencio duele, pero es un dolor que cura.

Mi Twitter

julio 2017
L M X J V S D
« May    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos