son las 4:30… creo que es hora… él no tardará en despertar…

…..

que tierno te ves… tan tranquilo, tan feliz… parece que hasta me escucharas. Tienes esa sonrisa tonta aún. Pero debo levantarme, espero que no te despiertes aún, dame unos minutos por favor…

….. buen día… …. oohhaaaahhh…. ¿mmm? ¡no puede ser! Pero claro, acaso esperaba algo diferente. Sólo fue una noche… sólo una noche fue suficiente para saturarte y hacer que me dejarás (no fue tu culpa, ella es quien se fue) aún la almohada esta tibia y tiene su esencia (no la inspires…. sólo te dolerá más) Veo que madrugaste… 5:30 de la mañana… ¡faltaste a tu promesa! y tonto yo que creí, que confié… sin una explicación… sin ni siquiera esa insultante nota escrita presurosa… ni siquiera eso pudiste dejarme esta vez… ¡¡DONDE ESTÁS!!

buen día, estaba abajo preparando el desayuno… mira, lo traje para que desayunemos juntos sin salir de la cama… pero tú, como siempre dramático ¿pensaste que me había ido sin decirte nada? tonto, no lo haría… por lo menos te dejaría una insultante nota…

no te rías… tú también hubieras pensado lo mismo.

bueno, sí. Pero yo en vez de gritar como una histérica hubiera destrozado el cuarto. Tú prefieres destruir el interior.

¿qué has preparado?

algo light… espero no te importe, estoy a dieta.

creo que seremos dos ¿no? a ver ¿cómo se come esto?

déjalo, yo te sirvo… ¿prendo el televisor?

no.

¿quieres hablar?

no estoy seguro… porque si hablamos indefectiblemente llegaríamos a ese tema.

es muy probable, si.

pásame la azúcar… gracias. Pero a la vez el no hablar hace que me sienta peor.

¿por qué te sientes mal?

aún estoy algo agitado por la impresión de tu ausencia al despertar.

lo siento, quise sorprenderte con el desayuno.

lo sé.

¿lo sabías? impresionante; y aún así el drama y los gritos…

sabes a lo que me refiero. Ahora sé que tu intención era esa. Mi perspectiva al momento de abrir los ojos no poseía todos los elementos necesarios para un juicio certero.

nunca los tenemos. Sólo juzgamos la realidad desde nuestra pequeña mirilla seguros de estar siendo correctos y buenos.

bondad… que extraño suena esa palabra en tu boca, con tu voz.

¿te gustó el pan?

estaba muy bueno. Hasta parece comida de verdad. Ja ja ja ja.

eres un tonto.

lo sé.

quédate ahí, yo me llevo esto y subo. No te acostumbres ¡eh! Ya mañana te tocará a ti hacer lo mismo.

no hay problema, ven rápido.

ya está, dame un espacio que no estoy tan flaca aún. No me respondiste antes. ¿por qué te sientes mal?

bueno, desde que te fuiste las cosas cambiaron bastante. Yo ya no soy el mismo que recuerdas. Creo que el volver a dormir junto a ti hizo que por unas horas olvidara todo lo que he vivido.

eso es bueno…

en parte sí. Muchas veces he tratado de hacerlo.

entonces porqué te sientes mal…

¿por qué? fue tu partida la que causó todo. Fue tu partida sin explicación la que hizo que mi vocación autodestructiva cobrara fuerzas inimaginables. En un primer momento contra mí, y luego infectando a todo lo que me rodeaba… me quede solo, porque así lo deseaba. Nadie pudo soportar tanto, no los culpo… sólo eran mis amigos de toda la vida, sólo eran mis padres y mis hermanos. No los culpo por no poder entender que ya no quería vivir.

estás sangrando…

siempre pasa cuando pienso en eso… ¡ja! creo que como mis ojos ya no pueden llorar mi cuerpo ideo la manera de hacerlo… aunque sea por la nariz.

Discúlpame…

no tengo porqué hacerlo… así como no tengo que disculpar a nadie de la soledad en la que viví los últimos 5 años. Me es imposible disculpar cuando no he culpado a nadie.

me siento culpable…

eso es algo que escapa a mí. Eres tú quien ha decidido sentirse así.

…..

bueno, mis padres ya no soportaron más y viendo en sus caras la desolación que les causaba vivir conmigo decidí irme. Nadie me buscó. He trabajado en muchas cosas… como poco, así que no necesito mucho dinero.

y luego de 5 años y 8 meses, yo regresé.

… 8 meses, 13 días y 6 horas, dentro de 13 minutos.

te amo.

yo no estoy seguro. Te amaba de eso sí estoy seguro. Pero ahora estoy confundido, quiero que te quedes, quiero que me expliques tantas cosas… pero a la vez no, a la vez tengo un deseo enorme de echarte a patadas, gritando “puta” y “mierda” mil veces.

te entiendo… yo no hubiera podido hacer lo que tú.

yo siempre he sido el débil…

¡no! al contrario, tú siempre has sido el fuerte, el que podía sostener no sólo a ti mismo sino también a mí. Me siento tan segura a tu lado.

nunca me habías dicho esto antes.

tú tampoco me habías dicho estas cosas antes.

ambos temíamos perder algo…

quiero contarte el porqué de mi partida… y la razón de mi regreso… quiero que lo sepas todo y no dudes más… quiero que amanezcas siempre conmigo, que comas comida light aunque parezca de broma, que cada vez que hables de éste lugar, digas “nuestra casa” que rías y me hagas reír hasta que me orine… quiero que me escribas un cuento… o mejor aún, que termines el que me escribiste.

quieres muchas cosas…

y eso sólo para la primera semana… ¡aja! pillé una sonrisa, la vi, no lo niegues…

está bien… pero poco a poco… ahora quiero tomar una ducha, tengo que ir a trabajar.

me parece excelente, así me das tiempo de limpiar esta pocilga…

ja ja ja… siempre tan dulce…

¿como un pan de azúcar?

como un pan de azúcar… pero uno light.

Anuncios